DE PIURA A TUMBES: Cabo Blanco

Esta pequeña playa se convirtió a mitad del siglo pasado en un punto de encuentro obligatorio del jet set internacional, al punto que personalidades de la talla de Marylin Monroe, Nelson Rockefeller, John Wayne y Ernest Hemingway pasaron aquí largas temporadas a bordo de lujosos botes donde practicaban la pesca deportiva.

En sus años de gloria, Cabo Blanco albergó a las tres embarcaciones de pesca deportiva mejor equipadas del mundo: Petrel, Miss Perú y Miss Texas. Sobre esta última, Alfred G. Glasswell Jr. estableció un récord de pesca que hasta hoy no ha sido superado, un merlín negro de 702 kg de peso.

En Cabo Blanco encontrará una playa, en la zona norte, ideal para la práctica del surf, en cuya zona rocosa –también conocida como Panic Point– se corre una de las mejores olas izquierdas del país

Cómo llegar

Para llegar a esta vieja caleta es necesario tomar un desvío de 12 km desde el poblado de El Alto, situado en el km 118 o 1,136 de la Panamericana Norte. El camino está poblado de los ‘caballitos’ o ‘martillos’, que se usaron entre las décadas de 1950 y 1970 para extraer petróleo en la zona.

 

 

Comentar