DE PIURA A TUMBES: Santuario Nacional Manglares de Tumbes

Bosques que crecen ganándole tierras al océano. Selvas exuberantes que viven del constante ir y venir de las mareas, alimentándose del sedimento arrancado a las montañas. El hogar de una fauna única y diversa entre la que se cuentan centenares de aves, moluscos y reptiles. Los manglares del delta del río Tumbes son, sin duda, un el paraíso seguro para los amantes de la naturaleza en todo su esplendor.

Los manglares son el hábitat natural de las apreciadas conchas negras, cangrejos rojos, langostinos, entre otras especies que son usadas por la gastronomía local y se encuentran protegidas. Los manglares son además una barrera natural, que se enfrenta al mar e impide la erosión y la desertificación. En sus tupidos bosques, donde conviven más de 40 especies vegetales asociadas, hallan refugio numerosas especies de moluscos y crustáceos, así como una importante avifauna: gaviotas, garzas, águilas pescadoras, aves fragata y cormoranes. Otros residentes son el osito manglero, la nutrias, el hurón y el cocodrilo americano.

Cómo llegar

Para llegar a los manglares de Tumbes es preciso llegar primero al embarcadero de Puerto 21, en Zarumilla (km 269, 1.289), o a la caleta de Puerto Pizarro (km 258, 1.278). A ambos es posible ir en taxi o en bus. Una vez  allí recomendamos contactarse con algún guía local o rentar una embarcación para recorrer los esteros o visitar sus playas.

 

Comentar