El Norte Pone: El silencioso encanto de Lobitos

A la altura del kilómetro 1147 de la carretera Panamericana el viajero puede encontrar uno de los parajes más tranquilos y estupendos de la costa norte peruana. Se trata de la playa Lobitos, un pueblo casi fantasmal en el que las historias del viejo boom petrolero aún se pueden escuchar.

Llaman la atención muchas de las formaciones rocosas que se encuentran a lo largo del litoral. Esto se conjuga de mil maravillas con amplias orillas donde es una delicia pasear y olvidar todas las preocupaciones.

Muy próximas a unas instalaciones militares de la zona, se ubican rocas que sirven como tableros para sentarse a contemplar el mar. Muchos conocedores señalan que este lugar es perfecto para practicar el surf gracias a sus olas bien definidas.

Muy próximas a Lobitos están las playas Tres Cruces, Malacas y Amarillos, todas ellas se caracterizan por sus aguas y arenas limpias. El visitante podrá disfrutar de este lugar con mucho gozo sin duda, pero tendrá que adaptarse a la presencia de las plataformas petroleras enclavadas en el mar.

¿Te animas a visitar este maravilloso lugar? Con HI-TEC, ¡El Norte Pone!

Foto:
http://www.fotothing.com/Rocco/

 

Comentar