La mágica meseta de Marcahuasi

Para los que ya conocen de la magia de este fantástico destino y para los que aún no lo conocen, compartimos con ustedes un párrafo del libro  “Marcahuasi: La Historia Fantástica de un Descubrimiento” de Daniel Ruzo (1900-1991):

La más imponente de las montañas sagradas de la Tierra, la que ostenta más hermosa decoración, está a las puertas de Lima, a ochenta kilómetros al Este, en las estribaciones de los Andes.

Un pueblo poderoso, forjador de una cultura completa, hizo de ella – hace más de ochenta y cinco siglos - un reservorio del agua de las lluvias para regar durante los seis meses secos los terrenos que la rodean. Convirtió la meseta en una fortaleza inexpugnable y en un centro religioso con cuatro enormes altares.

Entregó sus muertos a los cóndores y decoró sus tres kilómetros cuadrados con cientos de esculturas maravillosas que nadie puede negar. Empleó para esas obras y para esa decoración tantas horas de trabajo que podemos asegurar que gozó durante siglos de una economía floreciente.”

La Meseta de Marcahuasi carece de infraestructura y servicios, por lo que los viajeros deben llevar consigo todo el equipo necesario para pernoctar (carpas, alimentos y agua), desde la cercana localidad de San Pedro de Casta, en el valle del río Santa Eulalia, Provincia de Huarochirí.

El lugar predilecto de los campistas es una gran hoyada conocida con el nombre de “El Anfiteatro”, rodeado de grandes rocas que brindan alguna protección contra el viento y el frío.

Otros, más avezados, se dirigen hasta la “Fortaleza“, el punto más elevado de la meseta, donde existe un monolito que semeja un inmenso altar de piedra. Chullpas, terrazas y numerosas construcciones de origen prehispánicosatestiguan la presencia humana en estos lares desde muchos siglos atrás.

Dato: El lugar no solo es propicio para el trekking, además se puede disfrturar del birdwatching ya que en las inmediaciones de este lugar existe una interesante variedad de aves típicas de esa región.

Más información y fotos de este destino en la web marcahuasi.com y el facebook marcahuasi.com.

 

Comentar