La mistura del turismo gastronómico

La variedad de sabores en la cocina peruana son consecuencia de una larga corriente de mestizaje y fundaméntale de una sapiencia gastronómica que, -durante miles años, desde nuestros padres: los incas- ha logrado volverse en una pluralidad de sabores dentro de la unidad de un país.

Es por ello, que el sabor del cebiche del mercado de la cuadra va a ser diferente al que se come en el norte; por ende, la búsqueda de los miles de sabores de nuestra gastronomía es motivo suficiente para emprender un viaje, una nueva forma de turismo, la cual busc a encontrar esa diversidad de sabores, la cual le darán un placer diferente a nuestro paladar.

Turismo gastronómico en Lima: Considerada como la capital Gastronomía de Latinoamérica, en Lima se puede encontrar distintas vertientes y tradiciones culinarias; visto durante las semanas pasadas en Mistura: la meca de la comida peruana.

Turismo gastronómico en Piura: Ciudad costeña que cuenta con ingredientes fundamentales como pescados, mariscos y crustáceos. Entre los platos preferidos por los piuranos se encuentran ceviche de mero, ceviche de conchas negras, el de mariscos, el sudado de mariscos, sudado de mero y el arroz con mariscos entre otros. Se estima que en el litoral piurano se originó el ceviche.

Turismo gastronómico en Arequipa: Otro baluarte de la gastronomía peruana. Reconocida por sus variados platos, generalmente de sabores fuertes, la constante presencia de camarón de río, del rocoto relleno y la presencia del ají grande, parecido al pimentón rojo y de fuerte picor.

Turismo gastronómico en Cusco: Una fusión de ingredientes andinos como la papa, el maíz, la quinua, el cuy, diversos tipos de ajíes y yerbas aromáticas (huacatay y hierbabuena, entre otras), con insumos occidentales como la carne de cerdo, el carnero y el trigo, entre otros. Hoy, esta comunión es trasmitida a través de sus chicherías y picanterías tan cargadas de tradiciones.

Turismo gastronómico en Iquitos: La gastronomía amazónica es sencilla y a la vez extravagante, ya que la mayoría de sus ingredientes tan solos los brota la región. Colorida y abundante y de sabores inesperados que terminan siendo exóticos y llenos de seducción. Aparte, Iquitos guarda no solo su gastronomía, sino también, sus deliciosas bebidas amazónicas.

Y así, hay todavía un sinfín de lugares que puede recorrer nuestro caprichoso paladar; en nuestro país, hay un sabor diferente para cada turista en busca de un corazón contento.

Fuente: fperu.com

Imágenes:
revistaperuestilo.blogspot.com, cocinarica.com

 

Comentar